• Pluma Informativa 507

Rusia corta el gas a Polonia y a Bulgaria tras negarse a pagar en rublos


Agencias Internacionales

Moscú ha decidido cortar el suministro de sus gasoductos a Polonia y a Bulgaria por la negativa de estos países a cambiar las condiciones de sus contratos y a acatar la conversión obligatoria de sus pagos en rublos, como exige el Kremlin para proteger la cotización de su divisa ante las sanciones.


El miércoles amenazó con hacer lo mismo con otros países, intensificando drásticamente su enfrentamiento con Occidente por la guerra en Ucrania. Los líderes europeos denunciaron la medida como un “chantaje”.


Un día después de que EE. UU. y otros aliados occidentales prometieran enviar más armas pesadas a Ucrania, el Kremlin usó su exportación más esencial como palanca contra dos de los partidarios acérrimos de Kiev. Los precios de la gasolina en Europa se dispararon con la noticia.


La táctica eventualmente podría obligar a las naciones seleccionadas a recurrir al racionamiento de gasolina y podría dar otro golpe a las economías que sufren el aumento de los precios. Al mismo tiempo, podría privar a Rusia de los ingresos que tanto necesita para financiar su esfuerzo bélico.


Los líderes y analistas occidentales describieron la medida del Kremlin como un intento de castigar y dividir a los aliados para socavar su apoyo unificado a Ucrania.


Polonia ha sido una importante puerta de entrada para la entrega de armas a Ucrania y confirmó esta semana que está enviando tanques al país. También ha sido un defensor vocal de las sanciones contra el Kremlin.

9 visualizaciones0 comentarios