top of page
  • Pluma Informativa 507

Ministra Castillo pide empoderar a las mujeres en materia económica




La ministra de Desarrollo Social, María Inés Castillo, aseguró hoy que empoderar económicamente a las mujeres es un elemento clave para lograr garantizar su bienestar y a su vez el de la sociedad.

Esta declaración fue emitida por la ministra Castillo durante su participación en un panel virtual sobre emprendimiento femenino, organizado por la Iniciativa de Paridad de Género (IPG) y en donde participaron representantes de instituciones financieras, economistas y especialistas en materia de igualdad.


“Las mujeres, además de ser la mitad de nuestra población, representan el sostén de millones de familias y comunidades, por lo que al empoderarlas estamos permitiendo que esas familias y comunidades alcancen un mayor grado de desarrollo”, afirmó en este encuentro virtual la jefa del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) y presidenta del Consejo Nacional para la Paridad de Género.


En su intervención Castillo mostró su preocupación porque la vulnerabilidad en las mujeres cobra vigencia, tras la crisis sanitaria de la Covid-19, puesto que ello ha provocado un retroceso en los avances que se habían logrado en la lucha por la igualdad de género y empoderamiento de las féminas.


“Tenemos la responsabilidad que, en el marco de la recuperación de esta crisis, no permitamos que la agenda a favor de la igualdad de género se quede en un segundo plano”, afirmó la ministra Castillo al hacer un llamado a los participantes de este webinar a promover buenas prácticas para cerrar las brechas económicas de género en el marco de la recuperación de la pandemia.


La titular de Desarrollo Social reafirmó en su exposición que una mayor participación de la mujer en la actividad económica contribuye directamente en elevar el crecimiento del país. Sin embargo, recordó que el potencial que representan las mujeres para el progreso de la economía sigue sin capitalizarse, lo que limita la capacidad de desarrollo económico y creación de empleo de cualquier país.


En ese sentido, dijo que en Panamá más del 14% de las mujeres entre 18 y 64 años se animan a emprender, porcentaje que aumenta más entre mujeres de 25 a 35 años, edades en las que muchas son profesionales.


Pero la realidad es que en América Latina y el Caribe solo alrededor de 1% de las mujeres emprendedoras tienen acceso a inversores, a capital semilla o a fondos de capital de riesgo, frente al 7% de hombres que consiguen este tipo de capital, argumentó también la titular del Mides.


“Es por esto, que es imprescindible que como país y aliados apostemos por el desarrollo de programas que estén orientados, no solo apoyar, sino también a financiar proyectos liderados por mujeres, teniendo como meta, profesionalizar esos negocios para lograr que el número de empresas iniciadas y dirigidas por mujeres siga creciendo y así su impacto en la economía”, manifestó la ministra María Inés Castillo.




En el webinar “Emprendimiento femenino, experiencias que promueven el crecimiento” estuvieron como panelitas Nadjie Navarro, vicepresidenta de Banca de Persona y Pymes de Banistmo; Edison Mejía, gerente general de Microserfin; Laru Linares, gerente de Emprendimiento Femenino y Social de Ciudad del Saber; Ninotshka Tam, economista del Centro Nacional de Competitividad; y como moderadora Julieta Rodríguez, de la Asociación de Directoras de Panamá, quienes compartieron con los participantes lo que cada una de estas organizaciones viene haciendo para respaldar a las mujeres en sus ideas y negocios.


En sus exposiciones mostraron además que la pobreza, desigualdad y la falta de oportunidades tiene rostro de mujer, por lo que consideraron que hay que romper las barreras, con los estigmas del sistema cultural de que las mujeres están destinadas a realizar actividades en el hogar, hacer cuidadoras o trabajos similares, lo cual las limita a cumplir sus sueños de emprender un negocio.


Además, coincidieron en que el tema de equidad de género y empoderamiento de la mujer comience desde el hogar y que el mismo no solo sea responsabilidad del Estado, sino de todos como sociedad, por lo que propugnaron en que se debe trabajar juntos y en equipo para lograr que esta alianza público-privada impacte en el colectivo femenino.

3 visualizaciones0 comentarios
bottom of page