• Pluma Informativa 507

Más de 400 agricultoras de Bocas del Toro recibieron semillas certificadas para cultivar hortalizas



Un total de 409 mujeres de los corregimientos más vulnerables de la provincia de Bocas del Toro recibirán entre hoy viernes y el viernes 20 de agosto un paquete agrícola, compuesto por 15 tipos de diferentes semillas certificadas de hortalizas, tubérculos y granos, como parte del proyecto piloto de Inclusión Productiva Fase #2, dirigido a promover el emprendimiento de familias que viven el umbral de la pobreza.


Estas mujeres previo a la entrega han arado sus tierras y se han capacitado en técnicas de cultivos y en áreas esenciales como: desarrollo humano, organización comunitaria y habilidades blandas, que les permitirán desarrollar parcelas autosostenibles capaces de combatir el hambre en zonas rurales donde la fuente de empleo es casi nula.


El proyecto, promovido por la Dirección de Inversión para el Desarrollo del Capital Social del MIDES, beneficiará a las mujeres de la Red de Oportunidades de los corregimientos como Bajo Cedro, La Gloria y el Teribe, que presenta índices de pobreza multidimensional del 92.2%, 83.6% y 79.7%, respectivamente, de acuerdo con el IPM-C elaborado por la Secretaria Técnica del Gabinete Social.


Las primeras entregas se realizaron en el corregimiento del Valle del Risco, donde más de 90 mujeres recibieron kits valorados en 320 balboas. También recibieron herramientas agrícolas como azadón, coa, machete, bomba de expansión e hilo bananero.


Se trata del primer programa en la provincia, donde las mujeres reciben semillas certificadas de camote, arroz fortificado, plátano, yuca, ñame, maíz, pimentón, habichuela, repollo, zanahoria, tomate, zapallo, pepino y frijol de bejuco.


La entrega de activos se da en víspera del tercer pago de los Programas de Transferencias Monetaria Condicionadas (PTMC), que beneficiará a la 6,481 bocatoreños con desembolsos que ascienden a 1.6 millones de balboas.


La ministra María Inés Castillo destacó que la iniciativa, que se realiza con fondos del Banco Mundial, promueve la seguridad alimentaria en áreas apartadas donde el acceso a los alimentos es limitado.


Pero, sobre todo, les enseña a las mujeres que los PTMC son una oportunidad para salir de la pobreza si se logra que los recursos financieros del Estado sean utilizados correctamente.


“Estamos invirtiendo 594 mil balboas en este proyecto que está beneficiando a 10 provincias y 40 corregimientos pobres, todos pertenecientes al Plan Colmena. El objetivo es que estas mujeres tengan la oportunidad de desarrollar habilidades y cualidades que le permitan mejorar su calidad de vida y la de sus familias”, enfatizó la ministra.


Castillo agregó que el combate a la pobreza y la desigualdad es parte medular de la agenda de trabajo del presidente de la República Laurentino Cortizo Cohen, quien mira en estos proyectos una oportunidad para empoderar a las mujeres a que sean actoras de su propio desarrollo.


Mientras que Mariela Ábrego, presidenta de la Red de Oportunidades del Valle del Risco, motivó a sus compañeras a asumir este reto con compromiso, responsabilidad y liderazgo, factores que son determinantes en todo emprendimiento.


Hablan las beneficiarias


Carmen Montezuma y Laura del Río se han preparado para esta fecha. Cada una tiene una extensión de tierra de unos mil metros cuadrados que la han arado con mucho esfuerzo. Con la ayuda de un motocultor, que le fue donado a la provincia, estas mujeres han convertido la maleza en bellos surcos de tierra lista para hacer germinar las semillas.


En los próximos meses Carmen anhela tener cosechas de pepino, tomate y repollo. La meta es consumirlo y poder vender el excedente entre sus vecinos y así obtener ingresos financieros que le ayuden a mejorar su calidad de vida.


Con las capacitaciones Laura aprendió a desarrollar pesticidas y abono orgánico, que le ayudará a abaratar costos y obtener productos de alta calidad.


“Lo interesante de este programa es que lo vamos a realizar en nuestras propias casas, en las tierras que tenemos en los alrededores, un factor que nos motiva a desarrollar estas actividades”, acotó Montezuma.


Onelia Peralta, directora de Inversión para el Desarrollo del Capital Social del MIDES, adelantó que a este proyecto se le añadirá insumos avícolas que consistirá en gallinas de engorde, vitaminas y asesoría técnica.

Con estos dos paquetes de ayuda social se seguirá promoviendo nuevas oportunidades de desarrollo social, donde los panameños (as) excluidos por muchos años tengan la oportunidad de ser parte del desarrollo económico del país.

1 visualización0 comentarios