top of page
  • Foto del escritorPluma Informativa 507

Los hondureños votan este domingo con una fuerte polarización que augura el retorno del 'zelayismo'



Agencias Internacionales.

Xiomara Castro aspira a convertirse en la primera presidenta de Honduras y Nasry Asfura a dar continuidad al oficialismo


Los hondureños acuden a las urnas este domingo en unas elecciones presidenciales en las que decidirán al sustituto de Juan Orlando Hernández en la Presidencia del país, marcadas por el fantasma de la violencia post electoral vivida tras los comicios de 2017 y que se prevén como una materialización de la polarización en el país, dividido entre la vuelta del 'zelayismo', que se perfila como la opción más probable en las encuestas, o la perpetuidad del oficialismo.


Además de un presidente, en las urnas también se depositarán las preferencias de los hondureños para 128 diputados del Congreso, 20 diputados al Parlamento Centroamericano y 298 alcaldes, así como 2.092 regidores. En el marco de la elección presidencial, de los 15 candidatos que concurren, solamente cuatro tienen posibilidades de hacerse con el poder, de los cuales dos son los claros favoritos: Nasry Asfura y Xiomara Castro, dos conocidos de la política hondureña que se juegan más que la Presidencia.


Los hondureños votan este domingo con una fuerte polarización que augura el retorno del 'zelayismo'

Castro fue la primera dama de Honduras entre 2006 y 2009, con la Presidencia de su marido Manuel Zelaya, a quien un golpe de Estado apartó al poder, pero cuya influencia ha perdurado durante los años, lo que podría significar un retorno de sus políticos más de diez años después. Al frente de una coalición de izquierdas, lidera los sondeos con un 38 por ciento. No obstante, aunque consiga imponerse en las urnas, probablemente Castro "necesitará pactar y negociar la gobernabilidad, algo que provocará tremendas tensiones" en un entorno extremadamente polarizado.


5 visualizaciones0 comentarios
bottom of page