• Pluma Informativa 507

En pandemia más de 5 mil voluntarios han salido a transformar espacios comunes en entorno amigables




La pandemia no ha frenado el poder que imprime el voluntariado. Prueba de ello es que en los últimos dos años un sinnúmero de escuelas, comedores, parques, bibliotecas, clubes cívicos y Casas Hogares se han beneficiado con el trabajo de 5 mil ciudadanos que han aportado su tiempo, conocimientos y experiencias para mejorar estos entornos y refrescar así la cara de muchas comunidades.


Se trata de panameños y extranjeros entre los 14 y 85 años que se han sumado al Servicio Nacional de Voluntariado del Ministerio de Desarrollo Social (Mides). En el mismo periodo estos héroes anónimos han logrado desarrollar más de 400 acciones comunitarias en todo el país.


Los trabajos de estos voluntarios también están relacionados a la conservación del medio ambiente a través de la limpieza de playas, áreas verdes y siembra de árboles entre otras tareas que fomentan una relación amigable con el ecosistema.


A pesar de la pandemia se han logrado avances significativos. A la fecha se han instalado Comités de Voluntariado Comunales en las siguientes regiones: 3 en la provincia de Los Santos; 2 en Veraguas; 2 en la Comarca Guna Yala; 1 en Chiriquí, 1 en Bocas del Toro; 1 en Coclé y 1 en el corregimiento de Curundú en el distrito de Panamá.


La instalación de estos comités ha permitido intervenir espacios comunes con convocatorias que han congregado a más de 100 personas que han pintado y remodelados espacios comunes con la participación de extranjeros, entre ellos, colombianos, chilenos, costarricenses y venezolanos.


Alianzas estratégicas con un fin común


El voluntariado también ha alcanzado a la academia. Entre junio de 2019 y octubre de 2021 se han logrado alianzas estratégicas con las universidades de Panamá, Americana, Especializada de las Américas, entre otras. Estos acuerdos han permitido que más de 500 estudiantes y profesionales como psicólogos, trabajadores sociales, y otros brinden parte de su tiempo en beneficio de la ciudadanía.


Esta colaboración les ha permitido a universitarios de psicología, gerontología y de carreras afines aportar sus conocimientos al servicio de adultos mayores que requieren de atenciones y cuidados especiales.


Según un nuevo estudio del Journal of Occupational and Environmental Medicine, las personas que se ofrecen como voluntarias mejoran la conciliación de la vida laboral y familiar. Y quienes han participado de algún proyecto de voluntariado se descubrieron como los profesionales menos estresados y propensos a sentirse agotados en el trabajo.


7 visualizaciones0 comentarios